En alguna ocasión me retrataron de espalda y colgué la foto.

Otras veces publiqué partes de mi cara.

Yo soy esta cara de la foto, según dice ahora mismo mi webcam. Con toda la intención estoy escuchando el Concerto per Margherita. Pocos ya de los que siguen este pañuelo lleno de mocos conocen la historia de amor entre esta canción y yo. Y quien lo pudiera entender, a estas alturas, debería haber dado señales de vida y lucidez en algún momento previo a mi decisión de no perdonar.




Y esta que lo es (¡vaya si lo es!) ha sufrido un ataque de apatía y abulia, una melancolía difusa, un desencanto, un "¿para qué más?", un acceso de realismo (Belén Esteban se está haciendo de oro haciendo lo mismo que yo: airear su mierda y decir palabrotas).

Lo noto en mis ojos y en cómo se me está poniendo todo el pelo blanco a una velocidad que me asusta y me proporciona una agradable sensación de vértigo. Se me dulcifica el rostro y me siento cansada y sin ganas de pelearme contra elementos que ni siquiera sé si lo son, o son mis propios gigantes.

Mis referentes se han caído sin aviso previo. Me siento profundamente sola.

Siempre tuve claro que esto sólo era un espejismo. Ha durado más de lo razonable, le estoy agradecida a blogspot y a mi facilidad para dar forma de renglones a mi emoción.

También me propuse, a modo de juego y como medida disuasoria, que mi último post sólo sería una sonrisa (lo siento, no damos para más) y un enorme gracias.

A todos.



21 comentarios:

pau dijo...

Quizá debas aprender a disfrutar la soledad, que es algo que nunca he conseguido.
A mi, los cabellos blancos también me relajan, pero temo que es más por la coincidencia de la edad. En eso no debes preocuparte, por mi parte lo paso mejor ahora que hace años, me siento más libre y distendido.
Bueno... no hay palabras para decir lo que ahora siento y te contaría.
Si te vienes un día, ya sabes dónde encontrarme; siempre hay tiempo para una caipirinha.

Un abrazo

Miss.Burton dijo...

Hola,
Sabes que venía siempre, casi todos los días, a verte. Tenía la ilusión de que volverías, con lo que fuera, pero sabía en el fondo que esto ya tenía un final, ó al menos, un hasta luego.
Bien, me ha encantado la foto, tienes una mirada preciosa, y algo muy tierno-franco-sincero, dentro de ella. Me encanta que sigas siendo así, nítida, es lo que yo he conocido siempre de ti.
Respecto a sentirse sola y los fantasmas, ó gigantes... no te puedo decir mucho mas yo... Parecido a ti, me estoy quedando sin fuerzas para nada, no me reconozco, ya no armo broncas, porque me han abatido, y cuando mi voz sale, es, ó bien para descojonarme de algo, ó muy en bajito, para dolerme de algo, pero ésto último, me lo permito poco, mas bien, ya por aburrimiento, estoy aburrida de mi.
Y te leo, y como siempre, tengo tanta empatía contigo, si... ya se que nunca tomamos aquel café, que mi vida es un caos, y la tuya también, pero espero, ahora que ya no te veré el pelo por aquí, por cierto, las canas molan, lo dice LadyGaga, pues eso, que espero poder verte en persona, si sigues por aquí, me gustaría mucho conocerte, mucho.
Así que este puente, o el finde que viene, porfa, vamos a ver si nos vemos, andaaaaaaaaa, y perdóname el no haberlo hecho antes.
Bueno, que me ha gustado mucho tu despedida, y que tienes algo en los ojos especial, hermosa, algo muy especial, ERES DE VERDAD.
BSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

Los viajes que no hice dijo...

Niña guapa, tiene usté un correo.

Pau dijo...

Ahora que se como es va y se marcha y sin sonrisa. Pa matarla. Claro que la odio, y si no fuera porque la quiero mucho mas le diria cuatrosas

Toy folloso dijo...

Estás sonriendo.
Levemente.

No te vayas, ¿a quién contarás todo?.
(Y si vas mal de pasta, el blog es un confesor aún más barato que los curas...).

la jardinera dijo...

Este año, en el verano, decidí liberarme de la peluquería y de los tintes. Por fin me estoy dejando el cabello al natural, con sus canas. Fui a la pelu y me corté la melena y ahora las entradas alcanzan casi diez centímetros de canas. Y oye, ¡tan mona yo!

Eso sí, hay veces que me miro al espejo y pienso que he crecido demasiado, que las putas arrugas no quedan nada bien, que las canas envejecen, que el cuello se descuelga, que hago un esfuerzo y se me marca la vena en la frente... en fin, ¿para qué seguir? Pero automáticamente pienso ¡que me quiten lo bailao! A punto de los 50 y estoy como una chavala, que ni dos de 20 pueden conmigo, ¡más quisieran!

Me apena que nos dejes. Tú siempre has sido muy "tú" y eso me gustaba.

Bueno, en mi blog tienes tu casita y en él, mi dirección de correo. Si algún día necesitas más de lo normal, ya sabes por dónde puedes encontrarme.

Hasta entonces y para siempre un beso de los grandes,

Miss.Burton dijo...

Sí, anda que no se te echa de menos, yo hace meses que te echo de menos, muchamierda, sister, que todo te vaya de fábula, y eso, que tenemos café pendiente, espero.
BSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

Aldabra dijo...

he llegado de las últimas y por lo que veo, tarde... aunque me ha pasado ya otras veces, que le vamos a hacer.

que seas muy feliz hagas lo que hagas.

biquiños,

p.d.: encantada de conocerte.

Tormento dijo...

Querido Pau, disfrutar la soledad sólo es posible si eres tú quien la ha buscado.
Pero si te han dejado solo, eso no lo disfruta nadie. Y lo sabes.

No me preocupa envejecer. Me da pena ver que he tirado mi vida a la basura. Pero las canas no me quitan el sueño.

Cuando vaya a Barcelona iré a verte y a tomar kaipirinha. Te lo prometo.
Beso, y gracias por todo este tiempo, de corazón.

Tormento dijo...

Señora BURTON, no tengo tiempo, ni ánimos ni nada que se le parezca ni para tomar café ni para nada.

Estoy en reconstrucción y ni soy una buena compañía ni quiero estar acompañada. Necesito aislarme del ruido, espero que lo entiendas.

Quizá más adelante, quién sabe.
Un beso, y gracias por tu compañía.

Tormento dijo...

VIAJERA, mensaje recibido.
Un besazo.

Tormento dijo...

PAU, tu te fuiste sin foto.
Nada que reprochar, cada uno hace lo que cree que tiene que hacer.

Cuídate mucho y ya sabes dónde encontrarme.
Un beso bien grande, y muchas gracias por todo. De verdad.

Tormento dijo...

TOY... fuiste el último en llegar, pero realmente me llegó tu calidez desde la primera letra.

No sé a quién contaré todo, la verdad es que desde que no escribo noto cómo me voy cargando.

Pero ya no puedo escribir más en este sentido, porque me siento un poco bufón, cuando el sentido de todo esto era mucho más profundo.
Seguramente el futuro nos deparará otros encuentros. Así lo espero.
Petons, estimat. Cuídese mucho.

Tormento dijo...

Gracias, JARDINERA.

Tendré en cuenta tu albergue para noches oscuras del alma.

Cuídate mucho y disfruta de tu estado vital.

Un beso grande.

Tormento dijo...

ALDABRA, te he seguido desde que viniste a verme, hace algunos meses.

Cuídate mucho y mucha suerte.

GRACIAS.

Miss.Burton dijo...

Cuando se quiere a alguien, como yo he llegado a quererte por escritos y varios, se respeta que haga lo que le de la gana, y lo que necesite, sobre todo.
Tranquila, yo tampoco soy la compañía ideal... ni me quita el sueño serlo.
Cuídate mucho, y reconstrúyete, que de eso se trataba.
Un beso fuerte,

Antígona dijo...

Bueno, Tormento, es lo bueno que tienen los blogs, frente a tantas otras cosas en esta vida con las que uno no tiene más remedio que cargar, lo quiera o no: que no suponen ningún compromiso y pueden abrirse o cerrarse a voluntad. Ojalá con lo demás fuera todo tan fácil.

Lo que no me gusta leer es el motivo por el que lo cierras, pero todos lo sabemos: la vida está llena de altibajos y, como no es precisamente un camino de rosas, no es raro que haya etapas en que primen la apatía y el desánimo. Pero tarde o temprano se acaba remontando el vuelo, de eso estoy segura. Sólo es cuestión de darse tiempo.

Así que cuídate mucho y mucho ánimo con tu proceso de reconstrucción. Y si necesitas cualquier cosa, ya sabes dónde encontrarme, guapa.

Un fuerte abrazo y un montón de besos

coco dijo...

Te sienta bien el pelo blanco. Y escribir renglones de pasión. Encantado de conocerte. Espero que sea un hasta luego y no un adios.

beainver dijo...

Vaya, hombre, Ana, qué pena!!

Ahora dónde aprenderé yo ortografía y composición?

A ver si toda ese regusto/malgusto de melancolía lo vuelcas en un libro. Te saldría impresionante! Y lo sabes, pero eres una jodía comodona en busca de lo fácil...

Ya sabes lo que dice Antígona, o su alter ego Rilke: que algo sea difícil debe ser un motivo más para llevarlo a cabo.

El día que te dieran el premio Planeta, o mejor (ya que tú pasas del consumismo) el Nacional de Literatura, se te pasaban todos los males, chukis excluidos.

Un beso grande y ahora que estás en Madrid, escríbeme y vamos un día de vinos por la Latina...

Miss.Burton dijo...

Un besazo, hermosa, no se si seguirás viniendo por aquí, pero espero la reconstrucción vaya en toda regla, y despacio, que es como luego salen bien las cosas.
Un beso fuerte, el café, para cuando estemos las dos perfectas¡

EL INSTIGADOR dijo...

Desde que dejé de escribir he entrado poco a verte. Eso sí, lo hacía compulsivamente, leyendo a trompicones todo lo publicado desde la última vez.

Siento que dejes el blog y siento, también, que te encuentres sola.

Quizás te apetezca perder unas gafas de sol y así poder tomar un par de vinos, como aquel día.


Besos, guapa.