El hambre y las ganas de comer


A estas alturas de la peli me planteo que si yo fuera una escritora de postín pasaría a los libros de literatura con el leit motiv del paso del tiempo como algo realmente terrible. Por suerte para los estudiantes de la ESO, no voy a pasar de irregular quejica virtual. Ellos se lo pierden.

 Puesss... Madrid... "yo me bajo en Atocha" y tal...

Pasar unos días en los Madriles paseando por rincones de antaño es...

...reconocer que las patas de gallo que orlan mis ojitos negros hogaño no han salido por generación espontánea. Cada vez que pasé por el parque del Canal de Isabel II y apoyé mi cabeza en tus piernas en los bancos dejó una huella que ahora veo, ahora que paso por allí y no te veo y no sé cómo encontrarte. Ahora que no se me ocurre poner mi cabeza en ningún otro par de piernas. Ni de coña.

...guardar entre el esternón y las dorsales ese paseo por la Costanilla de San Andrés y recordar un beso de película cuando ya sabíamos que lo nuestro era Amor Verdadero con fecha de caducidad.

...parar en un bareto esquinero a apretarme cuatro cañas bien tiradas y recordar conversaciones boca-oreja que desdecían lo que los ojos gritaban. Ya no me cuesta nada ocultar el mensaje de mis globos oculares.

... someterme al puto hado y doblegarme. 

... reconocer con Sabina que "casi todo sabe a casi nada". 

... no encontrar mis grafitti de tiza en las paredes... y no recordar lo que te puse... y a tí tampoco...

Volver a pisar (sin querer) por donde no se debe es ser gilipollas.

Las cosas no salen como quieres. Soñar es perder (más) tiempo.

Pero eso sí, mañana será otro día y otro día que seguiremos creyendo (porque así queremos creerlo) que volverán a comernos los morros en las esquinas, volverán a jadear en nuestra oreja, volveremos a empotrarnos contra una pared cualquiera sin acordarnos de que llevamos ropa y hay bajocero, volveremos a pensar que aquí mismo vale, pero ya, vamos, volverán las oscuras golondrinas... y volveremos a creer (porque así necesitamos creerlo para seguir respirando) que alguien, a su extraña, incomprensible manera, nos quiere.



"me lo dijo una señora disfrazada de cualquiera
que quiso que la besara como si no la quisiera"



7 comentarios:

Los viajes que no hice dijo...

:)

Te mando una sonrisa, a falta de un abrazo. Si me necesitas, silba.

EL INSTIGADOR dijo...

Es lo que tienen los ciclos. A días me gustaría una comida de morros en un callejón y otras prefiero comerme solito un morro rebozado con una copa de rioja viejo. Lo principal del amor es quererse uno y esperar que venga alguien que nos quiera, aunque no dure más que lo que tarda en irse el olor de su cuerpo un día de viento.

El lenguaraz dijo...

No, seguramente esas cosas ya no ocurrirán, las que nos vienen son más bien de rehabilitaciones y cosas de esas. Menos mal que la capacidad de movernos en sueños la conservamos. Anoche me besó una moza que lo hizo a mis 17; no lo creerá Ud. Tenía una pasada de Photoshop considerable. Aquella chica no era para nada así; pero el efecto fue el mismo, o quizás mejor. Cada cosa a su tiempo.

coco dijo...

Eres un accidente precioso, que lo sepas.

Tormento dijo...

Voy a hacer un caldero de callos y os voy a traer a casa una tarde tonta y... y...

Bueno!!

Gracias por estar.
No es broma.
Gracias mil.
Besos mil también.

coco dijo...

(Te adoro, no: lo siguiente)

Aldy wijaya dijo...

Info Nya Bagus Banget..

Salam Kenal Jabat Tangan Dari Kami.

blog KAmi lg Blogwalking Obat Pembesar Penis

Dan Kalo Ada Yang Mau Cari Pembesar Penis Dan Obat Perangsang Atau Pun Obat Kuat Blog Kami Menyediakannya jika berkenan berkunjung ya.. makacih