La propiedad privada


Cualquiera que me conozca de más de dos días sabe bien que soy una persona generosa y franca.
No es un gran capital, pero es lo que hay.

Generosa en exceso, y en exceso franca, es cierto. Soy bastante excesiva, tengo problemas a la hora de ponerme límites, debería ser más reservada y más contenida.

Tengo más años de los que me gustaría tener ahora mismo.
Tengo algunos problemas de salud un tanto insidiosos.

Tengo dos hijas insoportables y se me antojan ingobernables a ratos.
Supongo que las dos necesitan un par de hostias, y yo necesito dárselas. Ya.


Tengo emociones.
Son mías.

Tengo derecho a odiar, aunque no lo hago... es cansado y estéril.
Tengo todo el derecho del mundo a frustrarme, a desencantarme, a enfadarme y a que se me note.

Tengo derecho.
Es lo único que tengo.


Sin embargo, tengo que encerrarme en una habitación a llorar de rabia y decepción para que no se me moleste nadie.
No hay derecho.


Hay días (hay noches) en que ni saber que andas ahí detrás me alivia.
Quiero volver a hacerte reir. Pero antes tengo que dejar de llorar.

Dame un momento.





...mándame en un sobre tu sonrisa rota...

36 comentarios:

pau dijo...

Esconderte hace que los demás no puedan sentir tu humanidad en toda su crudeza, su intensidad. Y eso no es bueno, solo lo parece. Creemos que evitamos el dolor a los nuestros, pero al no compartirlo lo agravamos, se sienten impotentes para ayudarnos; sobre todo los niños.

Ufff. No sabes la de hostias que he dejado de dar cuando creía que hubiese debido, y luego he celebrado no haberlas dado.

Un abrazo.

Antígona dijo...

Tiene razón Pau, pero también es cierto que a veces se llora más a gusto sin la coerción de las miradas ajenas, sin tener que cargar con la responsabilidad del dolor que uno sabe que les provocan las propias lágrimas, sin preguntas fastidiosas ni la necesidad de dar explicaciones acerca de los motivos del propio llanto. Personalmente, muchas veces lo prefiero y lo que no soporto es la preocupación ajena, el imperativo de estar bien o aparentar estar bien por consideración a la presencia de otros. Por eso, creo que se llora mejor en soledad. Eso sí, siempre y cuando uno no sienta que esa soledad y su correspondiente ocultación son impuestas y no elegidas según la balanza de las compensaciones.

Y tranquila, dejarás de llorar. Como todos. Pero concédete tu tiempo de derramar lágrimas en abundancia si es lo que el cuerpo te pide.

Te he seguido leyendo aunque no haya dejado huella de mi paso por aquí. Mis tiempos también han sido duros y difíciles. Pero sigo confiando en que esta etapa un tanto oscura acabará antes o después.

Cuídate y un besazo!

Los viajes que no hice dijo...

Claro que se acabará.
Y tú lo sabes y Antígona (qué bueno verte) también.
Mientras tanto, un abrazo. Y una cerveza, vive Dios.

d2 dijo...

Lo de la edad no tiene remedio, yo lo he probado todo, y lo único seguro es que empeora con el tiempo. Trucos no pienses en ella, vive el momento, no mires mucho a las chicas, no compares…. Pero no creas no da mucho resultado. Ya sabes la edad de Pau, se de lo que hablo.
Pobres niñas, lo siento por ellas, pero ya sabes, yo soy de los que pienso que si se ha pensado el tema, lo que duele es no hacerlo, y da lo mismo que sea un polvo, un beso, unas hostias o la bronca del mileno… si lo has pensado, hazlo. Es que si echamos el polvo, o la hostia, o el beso y no da resultado, nos reconforta un huevo la seguridad de haberlo intentado, pero si no hacemos nada, sabremos siempre que fracasó por no hacer nada habiéndolo pensado.
(PF no seas generosa en lo de las hostias, seguro unas hostias no arreglan nada y tampoco es cuestión de pasarse por tener que hacerlo para no arrepentirse luego)
Que se molesten, si lloras que se note y se sepa. Es que sufrir no es igual que gozar, gozar a escondidas sin que nadie lo sepa mola, y tiene un morbo de la hostia, pero sufrir a escondías ni por hemorroides…. La gente tiene que saberlo, sobre todo para comprenderte, para conocerte, para poder cuidarte, para poder mimarte… No seas cabrona y deja que te quieran
Un beso enorme, bueno dos uno mío y otro de este
Miguel Y Pau

Aldabra dijo...

mira, si hay que llorar se llora y a quien no le guste que se aguante.

no hay porqué esconderse.

bicos y ánimo.

Tormento dijo...

Todo es bastante demencial, creo que lo suyo sería una escapada a un convento silencioso, pero también me molestarían las campanas.

La cuestión es que mi ansiedad me hace poco tolerante a las gilipolleces. Que es cierto, PAU, que si no manifiesto mi estado de ánimo no me pueden ayudar, pero es que tengo dos churumbelas que PROVOCAN ese estado de ánimo y que después RECLAMAN unas atenciones que ya no les corresponden por edad, que EXIGEN que se atienda a sus santísimas voluntades, que se piensan que son LO ÚNICO que existe en el mundo.

Y cuando explicas que eso no es así, resulta que se ponen como fieras... y yo DEBERÍA haber arreao ya un par de hostias a mano abierta, sobre todo a la pequeña (sí, sí... incluso con el pavo más pavo, la mayor no es tan cabrona como la pequeña. Y sí. He dicho CABRONA y lo repito y lo mantengo ante quien haga falta).

Esto, contrastado con la familia en este fin de semana que me ha servido para levantar el ánimo ligeramente, me reconfirma que mi hija pequeña me está pidiendo un par de YOYAS como dos panes de pueblo, y que de esta semana probablemente no pase, porque toca. Y si toca, a quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga.
Y punto.

Tormento dijo...

"lo que no soporto es la preocupación ajena, el imperativo de estar bien o aparentar estar bien por consideración a la presencia de otros" ANTÍGONA DIXIT.

Millones y trillones de veces sonríes y mantienes el tipo por no aguantar los "qué te pasa" y el nerviosismo y la inquietud de quien tienes cerca.

Por eso reclamo mi derecho a mis emociones, coño, a cabrearme y a llorar cuando me sale del higo, cuando me hacen daño y cuando me decepcionan. Joder. Que no es tan difícil de entender... me han tocado los cojones y ME JODE, y se nota. Sólo reclamo que se me permita estar jodida un minuto sin tener que explicar por qué lo estoy... déjame un momento, déjame cinco minutos para que se me pase la primera ventolera, déjame respirar y luego prepárarte que te lo voy a explicar en cristiano... pero joder, es que siento que no se respeta ni la mínima intimidad, ni la mínima décima de segundo para calibrar si la propia reacción es desmedida, suficiente o escasa... es que no puedorrrr, Anti, necesito un poco de silencio y no lo encuentro. Joder.

Anti, yo también te leo sin dejar rastro, me ha encantado tu post sobre Renée, lo comparto enteramente y mucho más. Y espero que tu año negro se vaya convirtiendo en gris oscuro y degradándose hasta el blanco (no muy virginal, por favor...
Un beso grande (y otro para "él").

Tormento dijo...

VIAJERA, estoy segura de que se acabará, porque he tomado la determinación de que se acabe.

Y eso empieza por arrearle una buena chufa a la CABRONA.

Un besazo, guapa. Y una caña en cuanto pases por aquí.
Muakis :)

Tormento dijo...

DEDOS, ¿por qué dices "pobres niñas"?

Lo que tienen de pobres estas niñas es que se las quiere mucho y se las ha protegido en exceso por aquello del divorcio y lo gilipollas y melodramático y peripatético del padre.

La mayor es un cielo y la pequeña un CABESTRAZO, una tirana emocional y UNA CABRONAAAAA manipuladora y peligrosa. Y necesita una hostia como un pan, y la mayor necesita otra, de aviso, por si las moscas. Porque se han ahorrado tantas, tantas, que ahora me pesan a mí. Así que creo que cada palo debe aguantar su vela.

Para que te hagas una idea, la insidia continua y constante de la pequeña sobre la mayor ha generado un ataque de ansiedad de cojones a la primera. La que se hace la víctima, sin embargo, es la otra... es que si me pongo a contar no paro, y tampoco es cuestión. Pero yo estoy malita con ansiedad, entre otras cosas, y esto no me ayuda, y mi estado lamentable no las ayuda a ellas. Todo junto genera una anti-sinergia que acabará convirtiendo esta casa en un pudridero.
Pero lo arreglaremos con un par de leches, a ver si así...


Que tienes razón y que procuro dejarme cuidar... pero a veces cuesta encontrar el momento de dejar de cuidar para que te cuiden... ahí andamos.
Que besos para los dos, y que mucho ánimo, y que muchas gracias.
Besos a pares.

Tormento dijo...

Hola, ALDABRA.

Pues tienes razón, pero no siempre se puede, se debe, se sabe...

Yo para esto soy muy tonta, muy complaciente... que todo el mundo esté bien. Y no me acuerdo de mandar a la mierda al personal cuando ES JUSTO Y NECESARIO.

Bienvenida, y gracias por tus palabras.

d2 dijo...

Pobres niñas… porque te decía que le dieras las dos hostias. Si lo has pensado se dan y ya está. Un beso

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Te entiendo bastante.. Necesito acostar a mi hija, para sentarme en el sofá, y dar rienda suelta a las lágrimas. Problemas personales, importantes, de trabajo, con el ex, miles de mierdas etiquetadas y listas para ser de nuevo analizadas y afrontadas con dos huevos, pero al final, una se queda en el camino de lo de afrontarlas, porque todo a la vez, es demasiado duro, no podemos exigirnos tanto. Yo no quiero compartir mi dolor, no, porque a veces, es tan profundo, que nada ni nadie te llega. Y sabes que lo único que te queda, es eso, digerirlo, unos cigarritos, llorar, y que el tiempo se detenga porque te faltan días para llorar todo lo que llevas dentro.
Cada uno hace lo que le da la gana con su vida, el único derecho al que haces referencia, es lo único que nos queda, y tenemos que afianzarlo, derecho a llorar, y a hacer de nuestros pensamientos y emociones una habitación cerrada a los de fuera. Y no porque no te vean sufrir, no... llegados a este punto, nos da igual todo. No. Una se queda sola, quizás, porque se da cuenta, de que siendo como se es, mañana podrá brillar el sol, la tormenta se acabará, y qué mas dará que llorásemos la vida, si ya no es así...
No lo se, Tormento, que la vida es dura de cojones. Y que tenemos pleno derecho a vivirla como nos salga de las narices, y bueno... que supongo tampoco ayuda mucho las edades de tus hijas, que ya dan caña, la mía todavía no, es pequeña, y sí, ese final de ahora te hago reir, pero déjame llorar lo que me queda, me suena tanto, que mejor me callo, porque en momentos así, no hay nada que hacer, y todo el pescado está vendido. Pero luego vienen otros días... y lo sabes, y espero lo veas ya mañana mismito.
Que te aprecio mucho, tíagigante, que eres tú musensible para este mundo, y que ya pasará.
Café pronto, aunque mi vida ahora mismo es un puto caos, pero pronto nos veremos, a ver si nos reimos un rato, que falta nos hace¡
TDOS LOS BESOS DE HOY, SÓLO PARA MI TORMENTO¡¡¡¡¡

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Estos días no dejo de oir una canción de Macaco, grupo que antes no me gustaba nada, y que tuve que conocer hace tiempo, debido a mi trabajo, que es mi himno de todos los días, la canción. Dice: No dejes, que este mundo roto estropeé tu sonrisa.
.....
Pues eso, que palante, que no nos jodan mas, por dios...

Los viajes que no hice dijo...

Pues nada, arréale una chufa. O dos, si se pone tonta.
Porque supongo que has intentado hablar con ella cienes y cienes de veces. Si no razona, a ver si la torta le recoloca las neuronas. Que ya son mayorcitas, cariño. Y tienen una madre inteligente. Y a las madres hay que cuidarlas, carajo.
Aunque sea un poquito.
Un beso grande.

Escéptico. dijo...

Le queda un último derecho: el de llamarme.

Tormento dijo...

Vale, DEDOS, duda aclarada.
Les arreo ahora mismo :)
Un beso.


DELI, creo que jode el que puede, no el que quiere, así que está más en nosotras que en los demás DEJAR que nos jodan.
Por mi parte, he decidido que mis chicas no me tocan más el perejil porque no me da la gana y porque no quiero y punto pelota.
Y tú aplícate el cuento, que todo en esta vida es ponerse.
Beso!

VIAJERA, por activa y por pasiva, en español, en catalán y en inglés, y no traga.
Así que ya voy derecha al recurso infalible. Un guantazo como mandan los putos cánones. Me va a doler a mí más que a ella, pero ya nos lo agraderemos en un futuro no muy lejano.
Otro beso pa tí.

ESCÉPTICO de mis entrepaños, yo ya le he dicho cienes y cienes de veces que ya tiene usted bastante con lo suyo.
No obstante, le llamaré, pero más bien para saber cómo está y enviarle ánimos y esas tonterías inútiles pero agradables.
De momento, tenga un abrazote y ja parlarem tranquilament, tengo plena confianza en que lo conseguiremos.
Muaka!

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Que iba de tus hijas, y se me ha ido la pinza con lo que he hecho mío, lo del sufrimiento en general.. pero ya me voy dando cuenta de que el tema era ese, perdona, hija, demasiado realismo putrefacto en mi vida, el puto filtro, todo lo veo negro o rosa chicle según el día...
Que si, que sufrimos porque permitimos que la gente nos haga sufrir, pero no se hace, sino se nace. Molaría a estas alturas ser la reina de hielo... pero es que todo nos escuece... Yo voto por hacer cursillos de japutas, dime hora y día, que me apunto.
Un besazo¡

la jardinera dijo...

He entrado tres veces a este post y me he largado sin decirte nada. Y ahora decido dejarte algo, aunque no sé ni si debería. Porque escucharte, a veces es, escucharme a mí misma. Y qué te voy a decir a ti, que no sé decirme a mí misma. Y qué te voy a animar a ti, si primero debo animarme yo misma. Y sobretodo, que putos consejos puedo darte si primero necesito aclararme yo misma.

Pero, aunque sea solo esto, te dejo escrito que cuando te leo, siento que eres de las mías, de las de verdad, de las que no enjabonan, de las de al pan, pan, y al vino, vino; de las que tendríamos que aprender, como me decía mi madre hace tiempos, aprender a ser hipócritas (ahora ya no me lo dice, sabe que es en vano); eres de emoción pura, de llorar de rabia, de tristeza y de alegría; de exteriorizar tus sentires...

Así que no sé qué decirte, pero no puedo firmar sin antes escribirte que te pienses lo de las hostias a las hijas. Ay, no sé, seguro que hay hostias verbales que puedan con algo físico que tiene tanta memoria. No sé la edad de tus hijas, pero piénsatelo antes de hacerlo, aunque por lo que he leído, lo tienes bastante claro. Pero algo me hace pensar que no, si no, ya las hubieras dado.

Tormento, no, pienso que no. No dar las bofetadas es agotador. Lidiar con la falta de respeto de nuestros hijos, su prepotencia, la dejadez, el orgullo, es altamente fatigoso, pero al final, el efecto memoria no incide de la misma manera en todo lo que vamos haciendo en nuestra vida.

Y te lo dice una madre de un hijo adolescente (16 años cumple en 15 días): me tiene hasta las tetas. De ser el alumno más brillante de su clase, ha pasado a tener cuatro suspensos en la 2ª eval, y miedo me está dando este final de curso. Día sí y día también hay bronca en casa, y todo cae sobre mis hombros, pues yo tampoco comparto vida con el padre. Estoy con vértigos y unos dolores de cabeza en los que se me va la vida. Y los médicos me dicen que todo es tensional, que somatizo mis problemas, que no son otros que mi superadolescente en efervescencia.

Ay!

Besos,

PD: Perdón por la longitud y las faltas que haya. No me apetece ni releerme. Mua,

DELIRIUMTREMENDS dijo...

A la Jardi la voy a ir a ver y voy a llamar al programa ese de El Hermano Mayor, ó algo así que me han contado unos amigos que se presenta un tío en tu casa, todo televisado, y te pone al niño mas tieso que una vela. Bueno, y ya de paso, si pagan, Tormento, que vayan a la tuya también si se te pone en las narices...
Yo de momento no lo necesito, pero si la vida aprieta, ó la niña me muta, QUE VENGA EL PUTO HERMANO MAYOR ESE, quepagan, y encima te dejan nueva.
JARDIIIIIII, cuídateme, por dios¡¡¡¡¡¡
Tormento, perdona el inciso, a estas horas ya deliro de tanto "Bocado de realidad"... Realitybitesssssssssssssssss.
BSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

la jardinera dijo...

Esto de las blogs es la hostia!! Y que valgan para poder comunicarnos Delirium... ¡manda narices!

Ya tengo ganas de volver a verte. Una escapadita por la capi no estaría mal, verdad? Aunque hasta que no termine el puto curso... ¡marramiau!

(Perdón Tromento, pero es que esto de los blogs, a veces es como elcoño la Bernarda) :))

la jardinera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tormento dijo...

A vosotras dos os voy a decir una cosita: ¡SOIS TONTAS!
Va con cariño, y tal.

Veamos... es la segunda vez que os digo que SER ASÍN no es una penitencia, sino una elección. Podemos NO SER ASÍN, sólo con proponérnoslo. Y yo suelo NO SER ASÍN casi nunca, pero cuando se confabulan todos los exorcinios, que diría uno de mi pueblo, se te cae todo encima y puedes hacer dos cosas: desesperación o rebelión.
Yo me rebelo y me cagontoloquesemueve. Y vosotras IGUAL, coñojoderya.

JARDINERA, déjate de dolores de nada. Dale una chufa al niñato, por muy tuyo que sea, joder, que seguro que tú te llevaste alguna y no te ha pasado nada malo. ¿Tiés traumas?¿A que no? Verbal o física, da lo mismo, UN REACTIVO, para llorar tú, que llore él, que es joven y además no se le corre el rimel, no te jode!
Es adolescente y encima ve que su madre es feliz y no es él quien le proporciona las ilusiones... ¿más claro? agüita de la fuente. Una buena dosis de celitos de hijo (lo mío viene en parte por ahí, no te creas que no lo estoy viendo). Y lo mismo tiene alguna novieta que lo tiene enamoriscao y modorro perdido... Stupendo.
Despégate de él, que te busque, que te mime y tú te vas dejando, que ya toca. Que ponga lo importante por delante de lo urgente. Cojonesya.
Y por mí tranquila, que hoy ya he dao un par de toques dialécticos que aún están haciendo la digestión. Mañana, otro poquito. Y si el miércoles esto no es una seda, desenfundo la mano derecha y tonto el último. Y a tomar pol culooooo.
Tienen trece y nueve. No llegan a los 17 porque antes he hecho chorizos con ellas, ya te lo digo.
Un beso grande, y DALE CAÑA AL ENANO, que estamos haciendo unas generaciones de amodorraos que no puede ser más. Que se ponga las pilas y QUE TE DÉ MASAJES EN EL CUELLO.

DELIRIUM, toma nota que antes de que te quieras dar cuenta, estás en las mismas.
Y ya vale las dos, so pedorras, de decir que "es que como SEMOS ASÍNNNN..."

Semos cojonudas, y tenemos momentos de FRAGILIDAD (como el cristal, frágil, NO BLANDO, NO DÉBIL) como todos los bichos vivientes, faltaría más. Un respirito y p'alante. Ibuprofeno, un cigarrito, un polvete (dos, mejor) y mañana TRANKIZEPÁN y al lío.

Besos y collejas a las dos, por lo mismo y en la misma dosis.

Y A VER ESE CAFÉ, QUE ME NOTO DEMASIADO RELAJADITAAAAA
;)

Tormento dijo...

No os cortéis, a mí no me molesta.

Vente pa la capi y nos cogemos una curda!
Besos, tías locas.

Pau dijo...

Al final forráis a las niñas y tampoco es eso. Creo que la gente entiende, y supongo que tienes toda la razón, pero las hostias no arreglan nada. Bueno, eso creo. Deberías descansar y relajarte, escribe, tinta, cocina… distráete.
Un beso enorme.

Tormento dijo...

Todavía no les he puesto la mano encima, pero no por falta de ganas.

Supongo que decir abiertamente que LAS FORRARÍA A HOSTIAS me relaja bastante y hace que no las forre.

Lo de descansar no es fácil, Pau. La ansiedad es muy puta y no te deja tener la cabeza quieta, así que para no pensar hay que hacer cosas, y eso cansa.
Pero es temporal, noto mejoría y en cuanto me ponga a currar de nuevo (es que mi médica no me quiere dar el alta, la tía gorrina, me debe ver muy loca) me recupero, porque currando me distraigo, me relaciono y no pierdo pie.

No te preocupes, antes de majarlas a palos, te las mando quince días y ya las vas majando tú. Fijo.

Besos, guapo. Y gracias por tus ciber-cuidados :)

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Pues eso, que la jardinera se venga para la capital, pero que avise, que luego tengo niña y no puedo.
Sí, somos frágiles como el cristal, pero... los cojones los tenemos, y eso es lo que vale para avanzar.
Sí, permitimos y tal y cual, pero como todo, luego aprendemos, y en vez de dárnosla otra vez mil veces, igual sólo nos la dan cien. Lo del café, a ver si me cuentas vía email donde te alojas, hermosa, para contar con el espacio tiempo, y ver si me datiempo entre semana a un café. Que yo no bebo café, lo odio. Pero vamos, que paquedar y eso.
BSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS
Ah, yo sólo estoy abonada al marlboro light, seguramente el tranki ese hace menos daño, pero mejor de momento, sigo aguantando a pelo.

Aquí me quedaré... dijo...

Ana, Ana....
Cuanto tiempo sin venir por aquí.
Te pongas como te pongas, son unos años muy duros. Luego volverá la calma, te lo aseguro.
Lo pasé rematadamnte mal.Lo recuerdo como un auténtico suplicio, día tras día.
Si te sirviera de algo, te diría que no des demasiada importancia a las que cosas que te digan.
Las madres para las niñas, son un saco de boxeo.
Y puedo decirte algo con total tranquilidad.

No seas franca con tus temas personales. Lo usarán si lo creen conveniente.
No son cabronas ni malas. El dovircio y lo demás, no tiene nada que ver.
Están creciendo y buscando huecos y no hay otra forma de hacerlo.

Cierra los ojos y piensa cuando tenías su edad.
No creo que fueses una adolescente fácil. Al contrario.

Franca, buena, generosa y dificil.
¿ Lo has preguntado en casa?

Besos

Pau dijo...

¿?

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Se te echa de menos, guapa.

La niña mala dijo...

Quien en silencio llora, en silencio muere...
Un besito

(las personas generosas no abundan, las personas francas menos)

Aquí me quedaré... dijo...

Ana...
Di algo, por favor

Besos

Tormento dijo...

Estoy bien.

No me da la vida para mucho, ni tengo tiempo ni tengo ganas. Tampoco hay mucho que contar, ni tiempo para "crear".

Me han dado el alta, no me duele nada que pueda llegar a matarme, aunque me jode que Pau haya cerrado el blog, me alegra de que venga una niña mala con una foto tan estimulante, y tal...

Hay días de 48 horas, pero no porque den de sí, sino porque no se acaban nunca.
No me pienso morir aún.

Seguiremos informando, gracias por vuestros cuidados, no se preocupe nadie, por favor... de ésta tampoco casco.

Besos.

Tanhäuser dijo...

De acueeeeerdo, te dejo que eches unas lagrimillas. Así alivias el esfínter también, pero oye, que ya está, ¿ein?
Que te vengas pacá dunavé, cohone.

(abro e momento ñoño) Te he echado de menos, ¿sabes? (cierro el momento ñoño).

Besos

Toy folloso dijo...

Bueno, yo soy de una generación donde había pocos remilgos con las hostias.
¿Has estado llorando?, Sí, porque la maestra me ha dado una hostia. ¡Plaf!. Pues toma otra, que seguro sus razones ha tenido para hacerlo...
Duelen en el ego, no fisicamente.
Personalmente, recuerdo con agradecimiento muchos de los tortazos recibidos; corrigieron defectos como abulia en los estudios, faltas de respeto, berrinches de la edad del pavo (fashion victim y esas cosas), etc.

Déjame que te hable de mis dos vecinos:
Niño "A"; a sus doce años fuma porros delante de sus padres, que se ríen de ello; les pilla dinero de la cartera ¿consentidamente?, que luego reparte entre sus numerosos amigos; viste de marca, que no con corrección (ni aseo); ante el pavor de trabajar fisicamente, igual se pone las pilas el día anterior a exámenes y termina la universidad, pero si me lo encuentro en el futuro, pongamos que de abogado, cambio de gabinete fulminantemente.
Niño "B": de familia numerosa, padre con la mano muy "suelta", lo cual le hace adoptar un estado como de espectante (ante lo que puede caer), y ello repercute favorablemente en los estudios, en el trato con los demás, en su apariencia, aún vistiendo de mercadillo. Una semana sin asignacion por no haber cedido su asiento a un abuelete en el tren; no se andan con chiquitas en casa.
Pasan unos años, y los ejemplos de ambas educaciones, pongamos que están en un concierto, por separado, cuando son avisados de que sus respectivos padres han sufrido una peritonitis. (Uno tiene todos los números para ser fiambre, claro).

Como padre, no he tenido que dar ni un cachete, que es lo mejor. La pueta de entrada a casa tiene una aldaba interior, que cierro a mi voluntad (muy temprano, cuando hay castigados), y, quien se ha tenido que quedar a dormir en las escaleras, no suele tener ganas de repetir...

¿Porqué jamás se atreverán a opinar si les gusta o deja de gustarles la nueva pareja de uno de los padres, si fuera el caso?.
Por respeto, por educación.
Es un dicho popular, refiriéndose a un mocoso malcriado: "le están dejando crecer como los árboles del río".
Y si a un árbol para que sea hermoso hay que podarlo, a los críos también. Con ejemplo, consejo y castigo, si hace falta.

Toy folloso dijo...

Bueno, yo soy de una generación donde había pocos remilgos con las hostias.
¿Has estado llorando?, Sí, porque la maestra me ha dado una hostia. ¡Plaf!. Pues toma otra, que seguro sus razones ha tenido para hacerlo...
Duelen en el ego, no fisicamente.
Personalmente, recuerdo con agradecimiento muchos de los tortazos recibidos; corrigieron defectos como abulia en los estudios, faltas de respeto, berrinches de la edad del pavo (fashion victim y esas cosas), etc.

Déjame que te hable de mis dos vecinos:
Niño "A"; a sus doce años fuma porros delante de sus padres, que se ríen de ello; les pilla dinero de la cartera ¿consentidamente?, que luego reparte entre sus numerosos amigos; viste de marca, que no con corrección (ni aseo); ante el pavor de trabajar fisicamente, igual se pone las pilas el día anterior a exámenes y termina la universidad, pero si me lo encuentro en el futuro, pongamos que de abogado, cambio de gabinete fulminantemente.
Niño "B": de familia numerosa, padre con la mano muy "suelta", lo cual le hace adoptar un estado como de espectante (ante lo que puede caer), y ello repercute favorablemente en los estudios, en el trato con los demás, en su apariencia, aún vistiendo de mercadillo. Una semana sin asignacion por no haber cedido su asiento a un abuelete en el tren; no se andan con chiquitas en casa.
Pasan unos años, y los ejemplos de ambas educaciones, pongamos que están en un concierto, por separado, cuando son avisados de que sus respectivos padres han sufrido una peritonitis. (Uno tiene todos los números para ser fiambre, claro).

Como padre, no he tenido que dar ni un cachete, que es lo mejor. La pueta de entrada a casa tiene una aldaba interior, que cierro a mi voluntad (muy temprano, cuando hay castigados), y, quien se ha tenido que quedar a dormir en las escaleras, no suele tener ganas de repetir...

¿Porqué jamás se atreverán a opinar si les gusta o deja de gustarles la nueva pareja de uno de los padres, si fuera el caso?.
Por respeto, por educación.
Es un dicho popular, refiriéndose a un mocoso malcriado: "le están dejando crecer como los árboles del río".
Y si a un árbol para que sea hermoso hay que podarlo, a los críos también. Con ejemplo, consejo y castigo, si hace falta.

Tormento dijo...

Mensaje recibido.

Soy más tipo B, pero agredo verbalmente, que no les deja la cara colorada de la leche, sino de la vergüenza, y eso perdura más, o en eso quiero creer.

No somos familia numerosa (ni falta que hace) pero yo soy la primera de cinco, así que conozco algunas técnicas:)
Tendemos a culparnos más de la cuenta, las madres somos muy tontas. Yo hago de padre-madre, y es un poco esquizoide, pero echándole buen humor saldremos adelante, estoy segura.

Gracias por su compañía, pasee por aquí como Pedro por su casa, es usted muy bienvenido.
Beso.